Mediapost Group - Expertos en herramientas de relación con el cliente

1436

Written by:

“¿Cómo puedo mejorar mi productividad laboral?” Seguro que en más de una ocasión esta pregunta ha estado rondando por tu mente. Cuando tus niveles de productividad se ven reducidos las excusas afloran. ¿Falta de motivación? ¿ausencia de tiempo? ¿o una mala planificación? ¿No será que simplemente no eres consciente de cómo exprimir al máximo tu tiempo y tu valía?

Con el ‘virus’ de la procrastinación suelto, el tiempo del que se dispone para realizar las tareas ordinarias se ve reducido, dando como resultado un trabajo más bien mediocre y dejando por el camino llamadas telefónicas sin realizar o una larga lista de emails sin responder. Sin embargo, la cara más fea de la ausencia de productividad queda de manifiesto en el momento que tú mismo compruebas como tus compañeros de trabajo son capaces de tener todo listo, sin agobios, sin estrés.

Lejos de que pongas al resto de compañeros la etiqueta de superhéroes de la productividad laboral, desde Mediapost Group queremos proporcionarte una serie de consejos o recomendaciones para impulsar tu productividad laboral e impedir que dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

1. Las primeras horas, cruciales

Una buena noche de descanso y un desayuno completo nos dan las energías suficientes para afrontar la jornada laboral con garantías. No obstante, a menudo tenemos el (mal) hábito de posponer las tareas más complejas a lo largo del día. ¡Error! Aprovecha la vitalidad con la que llegas a tu puesto de trabajo, ya que, a medida que pasen las horas, el cansancio hará mella y los niveles de productividad descenderán drásticamente. No desperdicies ese vigor y ataca directamente a las tareas más peliagudas. Ya verás como una vez acometidas, el resto del día se hará cuesta abajo.

Trucos para mejorar productividad: amanece que no es poco

¡No seas remolón, aprovecha la mañana!

2. Planea cada día la noche anterior

Algo tan simple como eso. Si gastas tan solo quince minutos en crear una lista de tareas pendientes la noche anterior al acostarte, empezarás la mañana centrado en lo que realmente es relevante para ti ese día. Una vez queden recogidas, priorizalas, bien marcando con un asterisco, subrayando o rodeando. Al día siguiente, desde el momento en el que te levantes ya sabrás por dónde empezar la jornada.

Trucos para mejorar productividad: haz un planning

Planifica tus tareas

3. Toma aire fresco

¿Cómo algo tan insignificante puede repercutir tanto en tu forma de trabajar? Bien sea para tomar un café o para comer fuera de la oficina, el ‘escapar’ de tu entorno de trabajo refrescará tu creatividad y pondrá el contador del estrés a cero. Para cuando vuelvas a tu trabajo, habrás reorganizado tus ideas y podrás afrontar el resto del día con mucha más concentración.

Trucos para mejorar productividad: aireate

Un paseo nunca viene mal para despejar la mente

4. Evita las distracciones

Si, lo sabemos, es muy fácil decirlo pero no tanto cumplirlo. Las distracciones se encuentran allá donde miremos, y más en la era de Twitter, Youtube, Facebook, Instagram y los efectos nocivos para la concentración de nuestros smartphones. Hay empresas que restringen su uso a fin de evitar que el trabajador se diluya y repercuta negativamente en su tarea diaria. Pero, al contrario de lo que se tiende a pensar, según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad Nacional de Singapur, un uso moderado de Internet puede ejercer una función desestresante y repercutir de forma positiva en tu productividad.

Sin embargo, no sólo Internet está influyendo en la productividad del trabajador (tanto positiva como negativamente), por ejemplo, ¿qué empresa no tiene empleados que les encanta hablar de lo que vieron anoche en la televisión? El diálogo fortalece las relaciones empresariales y crea vínculos más allá de los estrictamente laborales. No obstante, no dejes que copen un porcentaje alto en tu jornada laboral. Un remedio para combatir las distracciones es recurrir a la técnica del pomodoro. Este sistema usa un reloj para dividir el tiempo dedicado a cada actividad en intervalos de 25 minutos, llamados pomodoros, y separados por pausas. ¿Ya la pones en práctica?

Trucos para mejorar productividad: no te distraigas

Diez minutos y de vuelta al trabajo

5. Piensa a largo plazo

No por ser el último es el menos importante. Visualiza en tu mente dos cosas que deseas alcanzar durante todo el año. Una vez que hayas fijado una meta a alcanzar, mantenla en el horizonte en todo momento, incluso puedes pegar un post-it al lado de tu ordenador para que puedas mirar con frecuencia lo que persigues. ¿Qué consigues con esto? ¡Motivación, mucha motivación! Si en tu cabeza ronda constantemente una idea, harás todo lo que sea posible para alcanzarla, manteniendo los niveles de motivación siempre altos.

Y tú, ¿tienes algún otro truco para ser más productivo en el día a día?

Imágenes: Pixabay

Última modificación: 25 mayo, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies