Mediapost Group - Expertos en herramientas de relación con el cliente

459

Written by:

El e-commerce crecerá en Europa durante 2014 un 18% respecto al año anterior, y se espera que genere un volumen total de ventas de 156 millones de euros. Así lo confirman los datos recogidos por RetailMeNot en un estudio que sitúa las expectativas de crecimiento para el viejo continente por encima de las previsiones para Estados Unidos, donde se estima que el comercio electrónico registre un aumento del 15%.

Estas cifras afianzan al e-commerce como una de las tendencias al alza dentro del panorama tecnológico actual. El estudio contempla datos de 8 países -entre ellos España-, y posiciona a Reino Unido como el estado de Europa más desarrollado en e-commerce, con una tasa de crecimiento del 16% y un volumen transaccional de 46,2 millones de euros. El país británico, junto a Alemania y Francia concentran el 81,3% de las ventas totales.

El auge de la compra online a través del smartphone

Si en 2013 las ventas online a través del teléfono móvil en EE.UU crecían casi seis puntos (del 8% al 13,8%), en 2014 la tendencia continúa su imparable progresión. Así, se espera que un 13,1% y un 19,9% del total de las transacciones online realizadas en Europa y EE.UU respectivamente se hagan ya desde smartphones y teléfonos móviles.

En este sentido, Reino Unido seguirá en cabeza de los países donde la venta online está más asentada, con una estimación de 17,6% de las ventas totales, por encima de la media europea y muy cerca de los valores esperados para EEUU. Para otras potencias europeas como Alemania y Suecia se estiman cifras entre el 16% y el 17%.

Dime cómo compras y te diré de qué país eres

Por otro lado, el 45% de la población europea ya adquiere sus productos por Internet, siendo el Reino Unido – una vez más – la región que posee la tasa más elevada (67%). Como contrapunto, el penúltimo lugar de los ocho países a los que se extrapola la encuesta lo ocupa España, con una tasa de compradores online del 32%, tan solo por encima de Italia, con el 20%.

Dependiendo del país de procedencia, las preferencias en el proceso de compra genérica varían sustancialmente. Los estadounidenses, británicos y franceses están habituados a realizar sus compras mediante tarjeta de crédito, mientras que los polacos se decantan por el pago en metálico y el crédito contra reembolso. Por otro lado, tanto españoles como italianos combinan el uso de la tarjeta de crédito con las tarjetas prepago, mientras que alemanes, suecos y holandeses prefieren como método de pago la transferencia y el pago contra reembolso.

Y tú ¿con qué frecuencia compras en Internet?

Última modificación: 31 mayo, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *