Mediapost Group - Expertos en herramientas de relación con el cliente

1312

Written by:

Si hablamos de malos humos, lo primero que nos viene a la mente es todo lo referente al mal carácter. En este caso, nos centramos la otra acepción de la expresión: los gases contaminantes de CO2 expulsados a la atmósfera y que incesantemente dañan la capa de ozono. Bien es cierto, que las noticias son halagüeñas, ya que en cómputo global desde 2008, los gases se han visto reducidos en un 14,7%.

En el sector del transporte ha lanzado un 11,3% del total de emisiones durante el año 2012. Lo que representa un 15,4% y un 12.8% menos que el sector eléctrico y el manufacturero, respectivamente. En un período donde el total de emisiones ascendió a más de 38 mil toneladas, el porcentaje de la industria logística representa un camino a seguir por el resto de sectores.

Ahondando en lo logístico como eje principal, su reducción de emisiones denota la preocupación por esforzarse en mantener intacta una capa de ozono. En este sentido, entre 2008 y 2012 las emisiones de CO2 se han visto mermadas en un 26,9%, situándose a la cabeza en lo que a reducción de gases contaminantes se refiere.

Si dotamos de valores absolutos a esta estadística, podemos comprobar como el total de 53 millones de toneladas que lanzó el sector de la logística y el transporte durante el año 2008 dista mucho de las 38 toneladas que se expulsaron en 2012. Sin lugar a dudas, entrañan un descenso de las emisiones más que significativo.

 

Última modificación: 31 mayo, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies